Inicio
AYUDAS A FAMILIARES

La detección temprana de los TCA (trastornos de la conducta alimentaria), bien sea en el seno familiar, en la escuela o dentro del grupo de iguales es un elemento fundamental para una exitosa intervención y la resolución del problema alimentario. En estos primeros momentos es preciso saber si realmente se está desarrollando un TCA y, en caso afirmativo, cómo comunicarlo a la persona afectada y finalmente cómo intervenir.

Respecto al momento de discernir si se trata de un TCA se ha de tener en cuenta que hoy se vive en una sociedad de fácil acceso a las dietas, que las utiliza con mucha frecuencia y que son también frecuentemente seguidas por una población prepúber y adolescente muchas veces disconforme con su cuerpo. Es necesario saber establecer un corte en este continum de población dietista.

A continuación, se describen algunas de las diferencias que marcan esa línea divisoria entre población normal y población enferma y que ayudarán a detectar los inicios de un TCA.

En todas las manifestaciones del TCA los familiares coinciden diciendo que su hijo o hija es “otra persona” y describen la situación diciendo “es como si nos la hubiesen cambiado” desde que sospechan que tiene este problema.

En este sentido, se pueden describir los siguientes cambios en la persona que pueden constituir señales de alerta:

Anorexia Nerviosa

Bulimia Nerviosa

En Anorexia y Bulimia nerviosa

Fecha de creación: 02/03/2009 | Fecha última modificación: 06/03/2009    
img
Caja Castilla La ManchaIbercajaCaja GuadalajaraDiputación de GuadalajaraCastilla La ManchaAyuntamiento de Guadalajara Programación JAL2000